A quien la sociedad quiere destruir, primero lo enloquece.

Quem deus vult perdere, dementat prius: «A quien un dios quiere destruir, primero lo enloquece». Esta antigua frase latina resume lo que en la tragedia griega ocurre con aquellos cuya desgracia quieren los dioses: la locura como elemento primordial para la destrucción del individuo. Nuestra concepción de la «locura» sigue siendo, a través de los…

Leer más